¡Ahora sí, ya chingamos!

Las leyes, muchas veces, son una traba para la Justicia justa. Rafa Dedi (Rafael de Dios García; poeta español).

Abriendo Brecha

Por Andrés Rodríguez Cabrera

Aunque solo una minoría de los minatitlecos votó el pasado 5 de julio a favor de la coalición PAN-PRD y su candidato Miguel Ángel Yunes Linares, actual y primer gobernador de oposición de Veracruz -después de más de 80 años de gobiernos priístas-, está obligado a demostrar que velará por los derechos de todos los veracruzanos.

Después de la inseguridad y desempleo, que hace más de 10 años lacera a los habitantes de la zona sur de Veracruz, es necesario insistir que -en los últimos 45 años- 15 alcaldes de Minatitlán y 7 gobernadores no se han preocupado al cien por ciento por la salud y medio ambiente de los minatitlecos.

Cientos de familias de Minatitlán han protestado infinidad de veces –sobre todo en temporada de calor- contra el funcionamiento de los basureros a cielo abierto que existen en el lugar conocido como “Las Matas”, ubicados en los municipios de Minatitlán y Cosoleacaque; donde también sigue tirando sus desechos el municipio de Coatzacoalcos.

Mientras tanto, los ediles de Minatitlán y Cosoleacaque solo se han dedicado a realizar peticiones administrativas ante la Secretaría de Medio Ambiente (SEDEMA) y la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente (PMA), pero nunca recurrieron a la Ley después que el propio exgobernador prófugo, Javier Duarte de Ochoa, los engaño con la falsa promesa de instalar el urgente relleno sanitario en el lugar conocido como “El Rebozo”, que según él se ubicaría en las inmediaciones de la carretera federal Coatzacoalcos-Villahermosa, Tabasco.

Asimismo, desde hace más de 60 años funciona una empresa dentro del área suburbana de Minatitlán denominada Harinas de Minatitlán, S. A. de C. V. (a la postre Harinas, Grasas y Derivados de Minatitlán), propiedad del rotario Vicente Arbesú García, que contamina el medio ambiente (olores perjudiciales) de más de 500 familias que habitan en las colonias Rosa Linda, Cualipan, Insurgentes Norte, Insurgentes Sur, Miguel Hidalgo, Nueva Mina Norte; así como a la comunidades docente, administrativa y estudiantil de la Universidad Veracruzana y Universidad del Golfo de México, entre otros planteles educativos. Sin dejar de mencionar, que los olores de la “curtidora” también causan malestar y desagrado a los visitantes que asisten y comen en la ahora principal zona comercial de Minatitlán.

Sobre el mismo tema de la “curtidora” de Vicente Arbesú, algunos regidores y directores encargados de las comisiones de ecología y medio ambiente han argumentado que realizaron las respectivas denuncias ante la SEDEMA y PMA, y persisten en afirmar que el gobierno municipal no tiene la facultad para actuar legalmente contra la contaminación que genera Harinas de Minatitlán, mucho menos los aparatos o tecnología necesaria para medir los contaminantes; máxime que Arbezú García se escuda en un permiso oficial que le extendió el Gobierno del Estado, así como un “peritaje” a modo que le hizo Georgina Figueroa García –reciente exdirectora

municipal de ecología y medio ambiente del actual Ayuntamiento- con su empresa denominada Emprende, Asesoría Ambiental, Capacitación y Servicios, S. C y/o Servicios de Ingeniería Ambiental, Urbana y Capacitación (SIAUC), S. C

Se desconoce qué tipo de intereses económicos o políticos, así como qué autoridades municipales de Minatitlán han convenido con Vicente Arbesú para no exigir que la SEDEMA y PMA apliquen la ley para reubicar a la “curtidora” que contamina el medio ambiente, toda vez que existen fundamentos textuales y precisos en las siguientes leyes:

La ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, cita:

ARTICULO 8º.- Corresponden a los Municipios, de conformidad con lo dispuesto en esta Ley y la Leyes locales en la materia, las siguientes facultades.

VI.- La aplicación de las disposiciones jurídicas relativas a la prevención y control de la contaminación por ruido, vibraciones, energía térmica, radiaciones electromagnéticas y lumínica y olores perjudiciales para el equilibrio ecológico y el ambiente, proveniente de fuentes fijas que funcionen como establecimientos mercantiles o de servicios, así como la vigilancia del cumplimiento de las disposiciones que, en su caso, resulten aplicables a las fuentes móviles excepto las que conforme a esta Ley sean consideradas de jurisdicción federal;

ARTÍCULO 156.- Las normas oficiales mexicanas en materias objeto del presente Capítulo, establecerán los procedimientos a fin de prevenir y controlar la contaminación por ruido, vibraciones, energía térmica, lumínica, radiaciones electromagnéticas y olores, y fijarán los límites de emisión respectivos.

La Secretaría de Salud realizará los análisis, estudios, investigaciones y vigilancia necesarios con el objeto de localizar el origen o procedencia, naturaleza, grado, magnitud y frecuencia de las emisiones para determinar cuándo se producen daños a la salud.

Los principales Artículos sobre este caso de la Ley Estatal de Protección Ambiental, citan:

Artículo 6. Corresponde al Ejecutivo Estatal:

IX. Prevenir y controlar la contaminación generada por la emisión de ruido, vibraciones, energía térmica, lumínica, radiaciones electromagnéticas y olores perjudiciales al equilibrio ecológico o al ambiente, proveniente de fuentes fijas y fuentes móviles de competencia estatal;

Artículo 7. Corresponde a las autoridades Municipales del Estado de Veracruz, en el ámbito de su competencia, las siguientes facultades:

IX. Aplicar las disposiciones jurídicas relativas a la prevención y control de la contaminación por ruido, vibraciones, energía térmica, radiaciones electromagnéticas y lumínica y olores perjudiciales para el equilibrio ecológico y el ambiente, proveniente de fuentes fijas que funcionen como establecimientos mercantiles o de servicios, así como la vigilancia del cumplimiento de las disposiciones que, en su caso, resulten aplicables a las fuentes móviles de jurisdicción estatal y municipal,

Para no hacer tan largo y cansado el tema, permítame amable lector citar algunos Artículos del Reglamento de Ecología y Protección al Medio Ambiente del Municipio de Minatitlán, Ver.; los

cuales existen, contrario a lo que han argumentado algunos regidores y directores de ecología y medio ambiente.

ARTÍCULO 4.- Compete al Ayuntamiento, en su ámbito territorial:

V.- El establecimiento de las medidas para hacer efectiva la prohibición de contaminantes que rebasen los niveles máximos permisibles por ruido, vibraciones, energía térmica, lumínica y olores perjudiciales al equilibrio ecológico o al ambiente, salvo en las zonas o en los casos de fuentes emisoras asentadas en la Jurisdicción Federal y/o Estatal.

ARTÍCULO 8.- Corresponde al Ayuntamiento ejercer las atribuciones que las leyes General y Estatal confieren al Municipio en materia de preservación y restauración del equilibrio ecológico y la protección del medio ambiente y que son objeto de este reglamento; entre ellas, las siguientes:

XVIII.- Prevenir y controlar la contaminación originada por ruidos, vibraciones, energía térmica y lumínica y olores perjudiciales.

ARTÍCULO 75.- Queda estrictamente prohibida la crianza de todo tipo de animales, así como la instalación de granjas, establos, rastro y zahúrdas en las zonas urbanas y suburbanas que con sus acciones generen algún tipo de contaminante como fauna nociva, malos olores, residuos molestos y representen un peligro para la salud. Los que se encuentren ya instalados contarán con un plazo máximo de 15 días para su retiro definitivo, lo cual se deberá hacer con la participación de la Dirección Municipal de Salud.

Expuesto lo anterior, permítame volver a citar ¡Ahora sí, ya chingamos! los minatitlecos, porque el primer gobernador de oposición en la historia política de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, prometió que respetará y hará cumplir la Ley a favor de los veracruzanos. Pero lo mejor de todo, es que designó al minatitleco y exregidor panista Orlando García Nieto como subsecretario de la Secretaría de Medio Ambiente, a cargo de Mariana Aguilar López; sin olvidar que la esposa de Yunes Linares, Leticia Isabel Márquez Mora, también es nativa de Minatitlán.

Concediendo el beneficio de la duda, esperemos que los panistas –a diferencia de los priístas- estén dispuestos a respetar y hacer valer las leyes de medio ambiente a favor de las añejas y justas demandas de los minatitlecos.

c. e.: elesquijote47@hotmail.com andres.cabrera@plumasdelgolfo.com www.facebook.com/esquijote (@Andrs52_quijote) | Twitter

cel.: 922 102 8951

One thought on “¡Ahora sí, ya chingamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *