Tania Cruz: Su desesperación la sigue hundiendo.
Mónica Robles: Puede dar la sorpresa.
Mayra Gutiérrez: El negocio de la 4T.

Contraesquina Política

Por: Fernando Martínez Plascencia

Coatzacoalcos, Ver.- a 25 de septiembre de 2020.

Se le sigue descomponiendo el panorama político a Tania Cruz Santos, y en su desesperación viene cometiendo errores garrafales, que le pueden costar, incluso, la reelección como diputada federal. 

Primero, fue embarcada por el dirigente de la CMIC local de coatzacoalcos, Pablo Farfán, que había declarado que el subdirector de Obras de la SCT, Ángel Obando Vargas, a quien acusó de mezquino, estaba favoreciendo a empresas foráneas en la licitación de obras, y la diputada se enganchó, afirmando en su torpeza que era incalificable que no se favorezca a la economía regional. 

Doña Tania señaló que un cartel de la construcción está incrustado en la SCT, que el jefe de la mafia es el subdirector Obando, y está compuesto por compadres y amigos. 

Pensando en quedar bien con los empresarios de las diferentes cámaras, regó todo el tepache, y con el único que quedó bien es con Pablo Farfán que, en cierta medida ve afectado sus intereses con los cambios en la dependencia federal en el estado al no verse favorecido con obras, ha quedado demostrado que el 80 por ciento de las obras son locales, si la diputada trae intereses particulares con el dirigente, esa es otra cosa, pero el costo político saldrá muy caro. 

Por cierto, así como señala la presunta corrupción que existe en esta dependencia, sería bueno señalara la enorme corrupción del cartel que encabezan Miguel Pintos Guillén, secretario del ayuntamiento, y su hermano Mario, de los mismos apellidos, con toda la obra pública que tienen acaparada con las empresas de sus cuates y amigos y testaferros, tiro por viaje, ni un peso les quedan a deber. 

Después, se embarca en una guerra, en una disputa por la demostración de poder contra el misógino alcalde, Víctor Carranza, queriendo quedar bien en el conflicto por el corte de luz que le aplicó la Comisión Federal de Electricidad por el adeudo millonario de 46 millones de pesos a la comisión del agua que dirige Jaime Martínez Web, acelerada, dijo que ella había destrabado el conflicto para que se reconectara la electricidad a los pozos que los habían dejado fuera de funcionamiento, los cuales surten  de agua a más 100 mil habitantes. 

Todos los perros tienen dueño, Víctor Carranza también, se llama Rocío Nahle, y este tipo de declaración para un tipo que odia a las mujeres, puede resultar contraproducente, ya que el presidente hasta hoy, entrega gran parte de la obra pública, al grupo en el que está el esposo de la titular de energía, son complicidades difíciles de destruir, además, no hay que olvidar que la forma es fondo, y más entre ellos, que han venido tapándose con la misma colcha de la corrupción. 

Doña Tania debe entender que estos actos de protagonismo o de querer figurar la hacen ver muy mal, no le ayudan en nada, si se trata de su ambición por querer ser candidata a la alcaldía está cometiendo serios errores, ya está dada, pero aún así, el huevón de Amado Cruz Malpica no la tiene tan segura, y en una de esas doña Mónica Robles puede surgir como la candidata, no hay que olvidar que en su momento, el grupo Robles, apoyó al bueno para nada de Víctor Carranza, además, doña  Mónica no ha hecho mal papel en el congreso aunque sus detractores digan otra cosa, ha demostrado capacidad y experiencia, y sin duda, haría un excelente papel como alcaldesa.

Si la diputada federal quiere la candidatura a la presidencia municipal tendrá que ser por otro partido, ojalá lo entienda, surgieron 4, uno de los más fortalecidos y que dará la sorpresa es  “PODEMOS”, ella puede ser una excelente opción, en caso de no amarrar nada, imagínese a Tania Cruz Santos como candidata a la presidencia municipal, y a la síndica, Yazmín Martínez Irigoyen como candidata a la diputación local. 

La brecha democrática se abre para muchos más, ya lo dijo el consejo del OPLE, regidores y síndicos pueden ser candidatos a las presidencias municipales. 

No totol, dijera Don Severiano Sánchez López, mi bien recordado amigo. 

II. – 

“Basta de encubrir a los corruptos, basta de mentiras, basta de engañar al pueblo”, arremetió en sus redes sociales la Senadora de MORENA, Lucía Trasviña, esto en relación a la posibilidad de declarar, por parte de la Suprema Corte de justicia de la Nación, lo que ya todos han dicho; lo inconstitucional de la consulta popular para llevar a juicio a los expresidentes. 

Suena excelente, pero bien haría doña Lucía en voltear a ver la doble moral de los funcionarios de su partido en el gobierno, porque al menos aquí en Coatzacoalcos hay personajes tan corruptos que al amparo del poder, por atrás de la vacilada de “No robar, No mentir, No traicionar”, se están volviendo millonarios, sin importarles esta cantaleta, los cuales son encubiertos y protegidos por gente del más alto nivel político. 

Para no ir más lejos, resulta que la titular del registro civil de esta ciudad, Mayra Gutiérrez, aparte de tener a toda su parentela en la nómina, como lo hizo cuando fue agente municipal de Mundo Nuevo, tiene montado un buen negocio desde que llegó por recomendación de la titular de energía, Rocío Nahle, a esta oficina, 

Rocío Nahle es una señora muy ambiciosa, de eso no hay duda, tiene colocado en todo el gobierno a sus incondicionales, los cuales, a pesar de que la están haciendo quedar muy mal, finge ignorancia, aunque la corrupción despampanante y galopante de sus recomendados, la entierren día con día, políticamente. 

Es aberrante la forma tan descarada y cínica de la oficial del registro civil que, junto a su esposo, Raúl Vertiz, voraces, cual ratas, pusieron su propio negocio de papelería y copias, del mismo modo, varias personas de esta dependencia han manifestado que, cuando alguien tiene algún problema con algún documento oficial, se resuelve en esta oficina alterna, atendida por su cónyuge, que hace las veces de tesorería, donde se recauda una enorme cantidad de dinero que no va a parar a las arcas municipales. 

El negocio marcha a todo vapor, viento en popa, muy bueno, con grandes ganancias al amparo del poder, tapados en la misma cobija de la corrupción en la que están Víctor Carranza, alcalde de la ciudad, los hermanos Pintos Guillén, Miguel y Mario, uno secretario del ayuntamiento y otro tesorero municipal, todos del clan de Rocío Nahle, una runfla de ladrones sin llenadera, que no tienen ningún remordimiento por nada, que no se incomodan por lo que piensen o digan de ellos, sin duda, la Cuarta Transformación es un cuento chino de nunca acabar, salieron muy cochinos y ladrones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *